VIDA ECONOMICA
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Leyes, Situación de los inmigrantes, Comunidad Nikkei, Temas Relacionados

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto
LINK
 
El sobreendeudamiento de las familias latinas en Japón

Publicado en MERCADO LATINO, Noviembre de 2009

http://www.mercadolatino.jp/inicio.html

http://www.discovernikkei.org/en/journal/2010/1/8/nikkei-latino/?show=es (versión ampliada)

Desde noviembre de 2008 hasta mediados del 2009, quien escribe, ha tenido la posibilidad de dar charlas de orientación para superar mejor los efectos de la crisis económica de las familias latinas de Japón por solicitud de las diversas asociaciones de peruanos y municipios de la zona Kanto (Tokio y alrededores) y Tokai (Nagoya, Shizuoka, etc.). Lo sorprendente es que muchas de las preguntas e inquietudes se centraron en los problemas de sobreendeudamiento o dificultades en los pagos de las deudas contraídas.

Se ha podido saber en este ciclo de charlas que muchas familias peruanas, bolivianas, etc. no solamente tenían retrasos en los pagos de la cuota mensual del crédito hipotecario o de la compra de un vehículo sino que muchos se han endeudado, sea para pagar las deudas mencionadas o para cubrir faltantes de caja, en los bancos y financieras con créditos rápidos de altas tasas de interés o con tarjetas de crédito. Para colmo, no eran pocos los que habían caído en las trampas de prestamistas usureros o poco transparentes y ya estaban en situación de bancarrota personal.

Los municipios y asociaciones internacionales por ser temas muy complejos solo dan una orientación básica para derivarlos a abogados o tramitadores judiciales llamados "shiho shoshi" que son los que están autorizados a reprogramar deudas ante los bancos y financieras o a tramitar la quiebra individual ante los tribunales (Se deja constancia que son tramitadores y no abogados. Pueden tramitar pero no gestionar ni negociar ni buscar caminos de reconciliación (quita y reducciones de la deuda) con el juez dentro del tribunal como sí lo puede hacer el abogado).

A pesar de las limitaciones existentes en brindar una buena orientación en estos temas se ha podido identificar algunos comportamientos del por qué muchas familias están en esta situación: a) Han comprado casa y auto a crédito, cuyos valores superan totalmente la capacidad de pago; b) Para evitar atrasos y multas por las moras se han endeudado en bancos con tarjetas de crédito rápido (ginko loan card) o con las mismas tarjetas de crédito que permiten retirar efectivo hasta cierta cantidad estipulada según el record de compras; c) Acumularon dos o tres retrasos y las deudas han crecido exponencialmente y al año ya se encontraban insolventes siquiera para pagar los intereses.

En resumidas cuentas, los que se han endeudado por 300.000 a 500.000 yenes para pagar parte o todo de un crédito anterior y en ese lapso no lograron mejorar sus ingresos es obvio que al año ya están sobreendeudados y en situación de cuasi-insolvencia 1.

Por otra parte, viendo un poco más en profundidad a estas familias se puede afirmar que han llevado un manejo finacieron doméstico poco planificado y que las compras de una casa o apartamento, vehículo y electrodomésticos, muebles, etc, sus valores son excesivamente caros y superan toda capacidad de pago. Si bien es cierto que en los últimos años el mismo gobierno ha promovido los créditos hipotecarios a personas y familias con 3 a 4 millones de yenes de ingreso anual, el valor del inmueble no debería haber superado el 500% del ingreso anual; pero, en el caso de los latinos, vaya a saber cómo y bajo qué modalidades (algunos señalan que las inmobiliarias han "facilitado" constancias de ingresos con valores inflados o sea adulterados), han adquirido casas que superan el 800% de sus ingresos, pues en muchos casos cuestan más de 30 millones de yenes. Las premisas básicas de que "el valor no debe superar el 500% del ingreso anual del jefe o jefa de familia y no de los dos", "de pagar un adelanto del 20 al 30% del valor total", "que la carga financiera del crédito a pagar mensualmente esté dentro del 25 al 30% del ingreso familiar", " que el plazo del crédito sea de 25 ó máximo 30 años y que desde el comienzo sea de 35 años porque no deja margen en la extensión de plazos en caso de dificultades en los pagos", etc, han sido omitidos en su totalidad.

No hay magia que pueda remediar esto y no hace falta ser un experto para diagnosticar que no pueden pagar y están a un paso de la bancarrota personal.
Desde luego, está también la negligencia del que presta pero a pesar de que se cruzan información entre las financieras, bancos y firmas emisoras de tarjetas de crédito, la calificación a un crédito es por esa compra en particular y no del total de lo que compran en meses o en un par de años por lo que al no existir impedimentos de alto riesgo otorgan el préstamo.

Ante la insolvencia algunos optan a la ligera el camino de la bancarrota judicial, pero además de lo complejo que es hacer la solicitud de quiebra, aunque logren una sentencia favorable hasta que las acreedores no la acepten esas deudas quedan pendiente. Además, las deudas públicas en impuestos y cuotas del seguro de salud y jubilación no son eximidas. Por lo tanto, las deudas no desaparecen en su totalidad y encima quedan impedidos en acceder a nuevos créditos de todo tipo, incluyendo el escolar, dejando un sabor amargo en la familia y en algunos casos deudas pendientes a sus hijos que están logrando la mayoría de edad. No hay que olvidar que ni la muerte del deudor elimina las deudas pues la herencia afecta a bienes y deudas.

La crisis ha destapado este tipo de situaciones y en forma rápida y cruel ha mostrado una vez más la importancia de un manejo cauto y viable de los ingresos de la familia y una proyección a futuro más realista y conservador.

Foto 1: Es grato comprar un carro nuevo, pero no se puede obtener todo de una sola vez.

Foto 2: Es necesario saber ahorrar para consumir saludablemente.

1 La tasa de interés de un crédito hipotecario ronda del 2 al 3% anual y si optan por una tasa fija los 30 ó 35 años podría rondar del 4 al 5%. En el caso de la compra de un vehículo a cuotas estaría del 4 al 6% por un plazo de 6 a 8 años. Y en las compras con tarjeta de crédito si la compra es a cuotas la tasa anual es del 12 al 15% y si retira efectivo del 7 al 15%, y si se producen moras en los pagos de esos retiros la multa supera el 30%. Si se trata de prestamistas usureros la tasa anual estaría al 29% y por cada retraso puede llegar a aplicar un penalty del 40% anual.

MUSASHI Nº 62 - Año 2009, setiembre - diciembre
(c) J.Alberto Matsumoto-IDEA NETWORK

 
 
VISITAR OTRAS SECCIONES O CATEGRIAS
INDICE DE TEMAS SOBRE VIDA ECONOMICA
INICIO DE LA SECCION VIDA ECONOMICA
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA