VIDA ECONOMICA
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Leyes, Situación de los inmigrantes, Comunidad Nikkei, Temas Relacionados

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto
LINK
 
Las remeses de dinero de los filipinos/as

Las remesas que los connacionales filipinos que trabajan en el exterior, unos 8 millones o sea casi el 10% de la población total, envía a sus familias supera los 10.000 millones de dólares, ésto es casi un 11% del PBI nominal y un 15% más que el valor de sus exportaciones anual (datos del 2005). Un estudio realizado por Kenji Ikata, de la Japan Center of International Finance, en calidad de investigador de la División 2 de Asia, señala en el reporte Nº 1162 (marzo de 2006), que en el exterior viven de manera permanente unos 3.2 millones, de forma temporal unos 3.6 millones e irregular casi 1.3 millón de filipinos. Por países, en Estados Unidos el 2.7 millones, en Arabia Saudita casi un millón, en Canadá unos 400.000, en Japón unos 350.000 (con visado unos 180.000, según datos oficiales), etc. Muchas trabajan como personal doméstico, otros como taxistas o personal de servicio en hoteles y restaurantes, etc. Por el dominio del inglés hay muchos médicos y enfermeras que han emigrado o intentan emigrar a los Estados Unidos y Canadá.

Del total de las remesas, 6.400 millones viene de los Estados Unidos, casi el 60%, y un 9% de Arabia Saudita, el 4.2% de Italia y de Japón recibe el 3.3% del total. La razón de que las remesas que llegan de los Estados Unidos ocupa más de la mitad es que más del 80% (unos 2.3 millones) vive de manera permanente y muchos tienen un empleo más o menos fijo o una profesión.

De todos modos, tal como lo señala Ikata, para muchas familias, para la economía en sí y para las arcas del Estado, el valor de las remesas no es para nada despreciable y para muchos, apetecible. Sin embargo, gran parte de este dinero se destina al consumo interno a través de los particulares y no es invertido para actividades productivas e incluso, advierte que a medida que la estadía en el exterior de sus migrantes se prolonga y se hace permanente el valor de las remesas disminuye.

Tampoco hay que olvidar que Filipinas no tiene resuelto innumerables problemas estructurales, razón por la cual el flujo migratorio de sus ciudadanos no cesa, dado que las pocas industrias no logran absorver la enorme mano de obra joven que posee; e incluso, la falta de una infraestructura educativa apropiada no está formando técnicos y profesionales acorde al desarrollo productivo que necesitan, y la insuficiente seguridad jurídica e institucional no ofrece aun las garantías para que los propios filipinos apuesten su futuro dentro de su país.

La tasa de natalidad de este país es sumamente alta, de 2.97, cuando Japón rondea el 1.29 y la población disminuye indefectible y rápidamente, por lo tanto es indiscutible que es una buena fuente de mano de obra para diversos fines; sin embargo, no es lo más adecuado que un país tenga el 10% de su población en el exterior y que las remesas ocupen también el mismo porcentaje del producto bruto nacional.

Lo que necesita Filipinas es desarrollar sus industrias y adoptar un perfil industrial acorde a sus capacidades y expectativas de inserción internacional y dejar de depender tanto de las remesas. Mientras, si bien países desarrollados como Japón pueden requerir de esa abundante mano de obra, de diversas maneras, lo ideal sería facilitar a través de los programas de desarrollo oficial y de las inversiones privadas la reconversión industrial de dicho país, la modernización institucional e incrementar los niveles de educación y capacitación en los diversos estratos sociales y profesionales.

MUSASHI Nº 53 -Setiembre/Diciembre de 2006
(c) J.Alberto Matsumoto-IDEA NETWORK

 
 
VISITAR OTRAS SECCIONES O CATEGRIAS
INDICE DE TEMAS SOBRE VIDA ECONOMICA
INICIO DE LA SECCION VIDA ECONOMICA
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA