VIDA ECONOMICA
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Leyes, Situación de los inmigrantes, Comunidad Nikkei, Temas Relacionados

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto
LINK
 
¿DINERO O VIDA FAMILIAR? : EL DILEMA DE LATINOS EN JAPON

Por Montse Watkins

Un peruano de catorce años, residente en Kanagawa, cuyo nombre no revelamos para proteger su privacidad, fue llamado a comparecer en febrero de este año ante el tribunal de menores de Yokohama acusado de pertenecer a una banda de jóvenes extorsionistas y de robar motocicletas. Si tiene suerte, este organismo cumplirá con la petición presentada por un experto para que sea ingresado en un reformatorio de Tokio especializado en tratamiento psicológico de jóvenes con graves problemas familiares.

¿Por qué llegó a esta situación? El joven latino, que emigró a Japón hace ocho años con su madre y su padrastro nikkei, ha convivido durante la mayor parte de este tiempo con problemas en la escuela y en casa, bajo una presión de la que difícilmente podía escapar. Según declaraciones del propio interesado, en la escuela primaria donde estudió, en Ebina, fue objeto de repetidos malos tratos por parte de un maestro, que incluso motivaron protestas de los compañeros de clase. La madre, que no hablaba japonés, no se atrevió a presentar una protesta formal ante el director de ese centro docente.

Escapar de un ambiente hostil para caer en otro. El muchacho, hijo de un matrimonio anterior de la mujer, fue testigo de repetida violencia psicológica en su hogar. El esposo nikkei, diez años menor que la madre, a medida que empeoraba la situación psicológica de ella la maltrataba con calificativos como “vieja” y “loca”. Después de que el joven fuera sorprendido robando, se dedicó a hostigarle con negras premoniciones como “hoy robaste aquí, la próxima vez en otro lugar, vas a ser un delincuente”. La situación familiar llegó a tal extremo de violencia y confusión que intervinieron unas voluntarias de Yokohama, quienes procuraron asesoría psicológica para detener una situación que amenazaba de terminar en tragedia.

En los diez años transcurridos desde que los nikkei y otros latinos llegaron en masa a Japón, la problemática familiar ha evolucionado rápidamente; sin embargo, se observa la característica común de que los emigrantes todavía viven el dilema de decidir hasta dónde priorizar el ganar dinero sobre los asuntos familiares, y esto les impide tomar las decisiones acertadas para llevar su vida por el buen cauce.

La psicóloga mexicana Irma Araúz de Miwa, que cuenta con ocho años de asesoría a los latinos en Japón, divide el tipo de problemas según tres periodos básicos: los primeros años de los noventa, cuando gran parte de los emigrantes, hombres y mujeres, viajaron dejando atrás la familia; y las consiguientes etapas de traer al cónyugue y a los hijos.

En la primera etapa, de separación y también de falta de información sobre la vida en Japón, la mayoría de las consultas eran sobre engaños en las condiciones de trabajo, retención de pasaportes, etc.; mientras que en la segunda, la pareja recién llegada con frecuencia se encontró con que el otro había formado otra relación o se había refugiado en la bebida para combatir la soledad. Por otra parte, apunta la psicóloga, se encontraron en la situación de convivir con “un extraño”, que no era el marido o la esposa que habían dejado en su país de origen. Este efecto se amplió con la llegada de los hijos, y los problemas en las relaciones familiares, el cansancio después del trabajo, la falta de autoridad de los padres y el hecho de que la mayoría de esos padres no hablaban japonés y no sabían cómo moverse en esta sociedad fue abriendo una brecha en la comunicación y agravando la desintegración familiar.

“Todos en la familia habían cambiado, por lo que el choque cultural fue grande “ explica Araúz de Miwa, “La convivencia ya no era igual: la esposa quería una atención que el marido, cansado de trabajar, no era capaz de darle; en tonces venían las depresiones y el esposo, molesto con el mal ambiente en casa, a veces buscaba consuelo en otras relaciones. En cuanto a los hijos, sentían en el colegio el problema de ijime (maltrato) real o imaginario y, como al llegar la madre no los recibía, se acostumbraron a crear su propia identidad fuera de la familia con grupos de amigos. En cuanto al padre, cansado de ver una mujer en el papel de “regañona”, buscó refugio en el trabajo, los amigos y la bebida. Son frecuentes las familias en que los hijos detestan al padre. Por otra parte, los padres gritan por cosas que no deben, como que los niños peleen cuando los adultos ven TV; en cambio no lo hacen por causas justificadas, como cuando salen con amigos y no vuelven hasta altas horas de la noche. Es una autoridad mal entendida”.

En este progresivo ambiente de deterioro familiar, común a otros procesos migratorios, los jóvenes reaccionan de formas distintas al darse cuenta de que no van bien las cosas en casa. Por un lado desarrollan problemas psicosomáticos para llamar la atención o conseguir dinero u objetos deseados, y por otro se fortalece su integración en grupos de amigos, donde los jóvenes de latinos buscan librarse de su identidad de emigrante y se defienden con actitudes de liderazgo. Precisamente estas fueron las circunstancias del caso mencionado al principio, que con el paso del tiempo se está haciendo más frecuente en Japón, con robos de motocicletas y en comercios para conseguir el dinero necesario para divertirse con los compañeros.
Pocas familias de emigrantes funcionan bien, al ser la unidad social en la que recae el precio más elevado de la emigración. Sin embargo, al tener la vista puesta en ahorrar y comprar una casa, por ejemplo, tienden a olvidarse de estas circunstancias del momento y poner la vista en un futuro mejor. En algunos casos, antes de que se den cuenta, la familia se ha desintegrado y convertido en el lugar donde se descargan las tensiones, frustraciones y resentimientos de la vida diaria en un país a veces percibido como hostil.

Cuando la situación llega a ese extremo, la psicoterapia es el único recurso, aunque la imagen latina de que es un desperdicio de dinero y de que quien se pone en manos de un profesional “está loco”, dificultan la solución del problema. “Vienen dos o tres sesiones, pero cuando se sienten mejor no regresan. Es una lástima porque los cambios son evidentes y cortan el proceso terapéutico. Siempre les aconsejo venir seis veces, por lo menos”, aconseja Araúz de Miwa.

Numerosos jóvenes de ascendencia coreana nacidos en Japón, que sufrieron similares problemas familiares y discriminación, han volcado en las pasadas décadas su resentimiento en grupos delictivos y marginales. Si las familias de emigrantes latinos en Japón no toman medidas urgentes, existe un claro riesgo de que se repita esta historia.

La escritora Montse Watkins nació en Barcelona, España, el 27 de agosto de 1955 y falleció, hace 5 años, en noviembre de 2000, como consecuencia de una enfermedad terminal, dejando un enorme legado cultural e intelectual, con obras literarias japonesas traducidas, libros referidos sobre la comunidad latina en Japón e innumerables notas y artículos escritos para diversos medios nacionales e internacionales. Amó la fragancia literaria de la época de Taisho (1912-1925) por tratarse de escritores japoneses que por sus estudios en el exterior tenía una visión diferente y particular de la sociedad japonesa, en aquellos tiempo muy cambiante y absorvente de todas las cosas originales y "exóticas" del Occidente.

La sensibilidad de Montse, en parte gracias a su trabajo en la Agencia española de Noticias EFE de Tokio durante 7 años, se mostró en el interés que puso por la vida de los inmigrantes latinos que desde principios de los noventa llegaron en importante cantidades al suelo nipón.

Este artículo fue escrito para este boletín MUSASHI Nº 2, marzo de 2000, cuyo contenido es tan vigente hoy, principalmente en la comunidad brasileña y en menor medida en las demás nacionalidades, que la redacción ha decidido publicarlo para reconocer la labor de Montse y dedicarle un espacio conmemorativo y de reflexión para los lectores, con motivo del 5º año de su fallecimiento.

Algunas de sus obras, tanto en japonés como en castellano, se encuentran a disposición en la Editorial Gendai Kikakushitsu, la firma que siempre estuvo a su lado en la edición de sus obras.

http://www.jca.apc.org/gendai/kikan/lunabook/luna.html

 
 
VISITAR OTRAS SECCIONES O CATEGRIAS
INDICE DE TEMAS SOBRE VIDA ECONOMICA
INICIO DE LA SECCION VIDA ECONOMICA
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA