SEGUROS PRIVADOS
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Migraciones, Convivencia Social, Comunidad Nikkei

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
En Facebook
 
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto

13º edición, con 24,000 ejemplares (2015.05) Muchas Gracias por su preferencia!

LINK
NOTICIAS NIPPON
 
 

Seguros privados contra accidentes y seguros de vida

4- Seguro contra daños a terceros (kojin baisho sekinin hoken)

Es un seguro que permite indemnizar los daños físicos y materiales que uno ha provocado sin dolo o mala intención a otras personas o propiedades de terceros. Por ejemplo, si uno lesiona o deja con secuelas a una persona por un acto no intencional, o por descuido rompe algún objeto en una tienda o su perro muerde a un transeúnte, etc., este seguro cubre esos daños y paga una serie de indemnizaciones cuyo monto máximo puede oscilar de 100 a 150 millones de yenes.

Las cuotas son muy accesibles pues son de 2.000 a 3.000 yenes por año y con tal de que esté asegurado el titular de la familia, los demás miembros de la familia (cónyuge, hijos, padres y hermanos) en condición de dependientes, también pueden quedar cubiertos.

Cuando se trata de daños provocados de forma intencionada o por negligencia agravada (en estado de ebriedad o drogado) o provocados como consecuencia de catástrofes naturales o terremotos, éstos quedan exceptuados del pago de las indemnizaciones. Esta póliza no cubre daños causados por accidentes de tránsito o por alguna actividad laboral.

En algunos casos, las tarjetas de crédito internacionales (como VISA, AMEX, DINNERS, etc.) incluyen este tipo de coberturas tanto en el país de residencia como en el exterior cuando realizan un viaje.

5- Seguro para compensar la pérdida de ingresos (shotoku hosho hoken)

Es un seguro individual que principalmente está dirigido a empresarios particulares, por cuenta propia (free lance) y demás profesionales como abogados, contadores, médicos, consultores, intérpretes, traductores, escritores, etc. para cubrir en parte la pérdida de ingresos debida a reposos por enfermedad o lesión que impidan el desempeño de sus labores. De todos modos, cubren una gama muy amplia de profesiones y actividades y, según el rubro al cual uno pertenece y la edad, debe pagar una determinada cuota mensual o anual.

Por ejemplo, si es un empleado de un restaurante de 35 años de edad tendría que pagar una cuota anual de 36.000 a 54.000 yenes para poder recibir una asignación mensual de 300.000 yenes. Si es taxista, en las mismas condiciones tendría que pagar un cuota anual de 48.000 a 72.000 yenes. La cobertura puede ser por 1 ó 2 años y el monto de la asignación mensual puede variar según la profesión del asegurado y el monto de las cuotas.

Según la póliza, aseguran a todo tipo de asalariados como también a amas de casa, principalmente cuando compran una casa a crédito o piden un préstamo en empresas financieras. De esta manera, el banco o la financiera prestataria se garantiza, en parte, el cobro de sus cuotas (deudas contraídas) en situaciones de desempleo o incapacidad laboral.

6- Seguro contra incendios y siniestros (kasai hoken)

Es un seguro que cubre a daños materiales de viviendas particulares, complejos habitacionales, edificios de empresas y depósitos (almacenes), etc. En Japón, ya sea donde uno resida o desarrolle su actividad, a esta póliza básica se recomienda incluir el seguro contra terremotos (jishin hoken).

Generalmente cubren daños materiales en edificios y viviendas provocados por accidentes, roturas de cañerías, pérdidas de gas (explosiones), robos y destrucción de muebles, como también los provocados por incendios y otros fenómenos naturales como la lluvia, nieve o relámpago, etc.

El monto de las cuotas del seguro depende del tipo de construcción del inmueble (madera, hormigón armado, prefabricado, etc.) y también del valor catastral, del tipo de edificio (si es vivienda familiar, apartamento para personas solas, complejo habitacional usualmente llamado como "danchi", etc.), al uso que se da al inmueble, a la superficie y a la cantidad de personas que habitan o hacen uso de ese bien. También hay que tener en cuenta el monto máximo de la cobertura por los diferentes daños señalados; por ejemplo, en una vivienda común, por incendio se puede estipular de 1 a 10 millones de yenes por cada persona habitada o al propietario del inmueble, etc.

Cuando se firma un contrato de alquiler es obligación que el inquilino, a través de la empresa inmobiliaria, se acoja a la póliza común (sogo hoken) que protege los bienes muebles. Es válida por 2 años, o sea, por el tiempo de vigencia del contrato de alquiler. El monto del seguro depende del tipo de edificación, y puede oscilar de 15.000 a 25.000 yenes por 2 años. Debe ser pagado íntegramente por el inquilino al momento del contrato. Por otra parte, el propietario, ya sea un particular o una empresa, generalmente suscribe una póliza complementaria para proteger los daños materiales que se puedan producir en el efidicio en sí, o sea, al inmueble en su conjunto.

Si junto al seguro común se contrata conjuntamente una póliza contra terremotos (jishin hoken) hay que pagar un complemento que varía según el monto máximo de la cobertura y de la región o distrito donde está ubicado el inmueble (según la planilla de riesgo-región, Tokyo, Kanagawa y Shizuoka son las prefecturas de mayor riesgo). Las asignaciones e indemnizaciones se pagan en base al grado de destrucción del bien inmueble.

Si el inmueble ha quedado quemado parcial o totalmente como consecuencia de un terremoto, o sea, por un incendio provocado por los efectos del movimiento sísmico, el seguro común contra incendios y siniestros (kasai hoken) no cubre los daños de ese incendio; de ahí la necesidad de estar asegurado contra terremotos y demás catástrofes naturales (erupción volcánica, maremotos). Cuando sucedió el terremoto de Kobe, la mayoría de los habitantes (propietarios e inquilinos) no estaban asegurados contra estos daños, pues no lo consideraban como una amenaza natural latente, razón por la cual eso ha dificultado la reconstrucción de ciertos barrios, cuyos propietarios no pudieron disponer de fondos para rehacer sus casas, apartamentos y negocios (principalmente pequeñas tiendas).

En el caso de que el inquilino contrate este seguro contra terremotos -jishin hoken- cubre solamente los daños de los muebles e instalaciones, ropas y demás objetos de valor (joyas) que sean propiedad exclusiva del inquilino. Por ejemplo, para un apartamendo de 50 metros cuadrados de hormigón armado con 15 años de antiguedad, el monto de la prima es de unos 10.000 yenes por los 2 años que dura el contrato de alquiler. Si la vivienda es de madera o prefabricada puede ser un poco más elevada.

En cuanto a los daños materiales en sí del inmueble, como se ha mencionado, lo cubre el seguro contratado por el mismo propietario.

Los que admnistran un negocio (restaurante, almacén, etc.) en un inmueble alquilado es más que recomendable que estén asegurados contra todo tipo de riesgos posibles (ruptura de cañerías, pérdidas de agua de un vecino, robo, incendio por cortocircuito, etc.) y desde luego contra daños que puedan ser causados por terremotos y demás fenómenos naturales. Aunque implique un gasto inicial es una forma de salvaguardar los bienes e instalaciones invertidas, e incluso una manera de disponer dinero para reconstruir o continuar con el negocio, aún después de un hecho fortuito.

b) SEGUROS DE VIDA (seimei hoken)

Es un seguro que compensa la pérdida de una vida y garantiza una determinada asignación para los deudos (cónyuge, hijos, etc.) a fin de que la familia pueda superar esa pérdida y planificar mejor su futuro.

Dentro de este seguro existen planes que priorizan la asignación por fallecimiento (shibo hosho), otros que hacen mayor hincapié en la asignación por internación hospitalaria (iryo/nyuin hosho), y algunos otros que se complementan con la jubilación y tienen un carácter más de ahorro que de compensación por fallecimiento.

De todos modos es un seguro individual que cuando el asegurado fallece se paga al deudo que corresponda según los criterios de herencia que están estipulados en el Código Civil (cónyuge, hijo, etc.) o al beneficiario señalado por el asegurado en forma previa en la póliza de seguro.

Es un seguro bastante flexible, pues se pueden agregar determinados complementos como también incrementar el monto de las compensaciones por accidente o determinadas enfermedades (cáncer, etc.); aunque cuando se trata de fallecimiento por suicidio, estafa premeditada u homicidio planificado para el cobro del seguro de vida, negligencia agravada del asegurado (muerte por conducir ebrio o sin licencia), etc., no lo pueden cobrar. En el tema de los suicidios, lo usual es que no se pueda cobrar el seguro de vida si el hecho ocurrió antes del primer año de vigencia de la póliza.

(MUSASHI Nº 18, Julio de 2001)

 
 
VISITAR OTRAS CATEGORIAS
INDICE DE TEMAS DE SEGUROS PRIVADOS
INICIO DE LA SECCION SEGUROS PRIVADOS
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA