SEGURIDAD SOCIAL
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Migraciones, Convivencia Social, Comunidad Nikkei

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
En Facebook
 
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto

13º edición, con 24,000 ejemplares (2015.05) Muchas Gracias por su preferencia!

LINK
NOTICIAS NIPPON
 
 

Ayudas públicas a los discapacitados

Para los discapacitados, sea de tipo físico o psíquico, se contemplan ayudas públicas y una serie de servicios específicos para facilitar su convivencia dentro de la
sociedad. También, existen ayudas o subsidios hacia los padres de hijos con discapacidades.

Ante todo, deben tener el grado de discapacidad que la autoridad pública correspondiente haya establecido. Está categorizado del grado 1 que es el más grave al 6. Se les entrega una libreta de discapacitado (shogaisha techo) para que puedan tramitar las diversas ayudas públicas. Según el tipo de discapacidad existen 3 tipos de libretas:

1- Libreta de Incapacidad Física (shintai shogaisha techo): Se les entrega a aquellos discapacitados por problemas de vista, de oído, de habla, respiratorios, del corazón y de los riñones, intestinales, etc. Los médicos que están a cargo del tratamiento
son los que definen el grado de discapacidad (del 1 al 6).

2- Libreta de Incapacidad Mental (ryoiku techo): En base a los problemas psico-mentales que puede tener una persona, se les emite esta libreta (del grado 1 al 4). Debe ser emitido por el médicos o el psiquiatra del Centro de Menores o del Centro
para el Bienestar de Discapacitados Mentales. 3- Libreta de Salud y Bienestar para Discapacitados Mentales (seishin shogaisha hoken fukushi techo): A aquellas personas que tienen dificultades en la inserción social, se les otorga una serie de apoyos para facilitar su vida social y la participación en las actividades sociales (va del grado 1 al 3). Es jurisdicción de los Centros Municipales de Salud (hokensho).
En base a esta categorización, tanto el Estado como las prefecturas y municipios brindan una serie de ayudas públicas.

Hay algunos subsidios que son propias de cada municipio e incluso aunque se tratare de pagos similares varían los montos.

a) Asignación especial por discapacidad: Es una paga para los discapacitados físicos y mentales del grado 1 y 2, mayor de 20 años de edad, por 26.860 yenes por mes, aunque está supeditado a los ingresos del discapacitado como el de la familia.

b) Asignación por discapacidad mental de gravedad (judo shinshin shogaisha teate): Para aquellos discapacitados mentales de extrema gravedad (a veces puede superponer la discapacidad física) que requieren de tratamientos y atenciones
permanentes se les paga 60.000 yenes por mes (caso de Tokyo).

c) Asignación por discapacidad mental (shinshin shogaisha fukushi teate): Para los discapacitados mentales del grado 1 al 3 y para los discapacitados físicos del grado 1 al 2 que tengan más de 20 años de edad se les paga la suma de 15.500 yenes, aunque está supeditado al nivel de ingresos.

d) Asignación para los padres de hijos discapacitados (tokubetsu jido fuyo teate): Para aliviar la carga económica que implica tratar y cuidar a un hijo discapacitado (física o mental), el Estado contempla un pago de 51.550 yenes para los más graves y de 34.330 yenes para los menos graves. En el caso de la Prefectura de Tokyo, se ofrece un complemento para los más graves (1 al 3 con incapacidad psíquica, y 1 al 2 con incapacidad física) por 15.500 yenes (jido ikusei teate). Si el menor discapacitado no necesita ingresar a un centro de discapacitados y puede llevar una vida más o menos normal en su propio domicilio junto a sus padres, se contempla una paga (shogaiji fukushi teate) de 14.610 yenes, siempre y cuando no esté cobrando ninguna pensión o jubilación pública.

e) Subsidios por atención médica (iryohi josei): Para aliviar los costos médicos de los discapacitados más graves se alivia la carga de los gastos médicos. En vez de pagar el 30 % como sucede habitualmente cuando una persona ordinaria sin ningún tipo de discapacidad se hace atender en un hospital, a los discapacitados se les reduce esa carga y en algunos casos, principalmente a los que tienen el grado 1, se los exime de toda paga, o sea que el Estado se hace cargo totalmente de los gastos (hay tratamientos o medicamentos que deben ser pagados por el paciente).

f) Escuelas para discapacitados: Si se trata de recién nacidos con algún grado de discapacidad, los municipios disponen de programas de rehabilitación o de chequeos periódicos en establecimientos especializados para controlar o verificar durante el período de la crianza el grado real de discapacidad.

En base a los diagnósticos realizados se destinan a escuelas específicas para, por ejemplo, ciegos, sordos, mudos, etc. Hay escuelas tipo internado o programas educativos especiales a domicilio para aquellos que no pueden concurrir a los establecimientos asignados.

g) Ayudas para promover la inserción laboral de los discapacitados: Para cada tipo de discapacitados existen escuelas de capacitación técnica que permiten fomentar un espacio laboral dentro de la sociedad. A pesar de que por ley se estipula un cupo determinado de contratación de discapacitados en la administración pública y en las empresas de envergadura, lamentablemente, casi no se cumple. De todos modos, por ejemplo, es usual que personas con incapacidad en la vista estudien digitopucuntura, acupuntura, etc, para dedicarse como masajista profesional en los diversos establecimientos termales que hay en el país. Los cursos son variados y a lo sumo duran dos años de estudio. También existen colegios técnicos (shinshin shogaisha shokuno kaihatsu center) para aprender el manejo de maquinarias y equipos simples (máquinas de coser, tornos, computadoras, contabilidad, etc), cuyos cursos son gratuitos y además cobran una asignación tipo beca de capacitación (kunren teate). A las empresas que contratan discapacitados se les paga subsidios de compensación o por capacitación complementaria. De hecho, en muchos lugares del país hay fábricas o centros de producción que buena parte del personal lo componen discapacitados y se han trasnformado en empresas modelos.

h) Subsidio para la obtención de la licencia de conducir: Para aquellos discapacitados físicos que intentan obtener la licencia de conducir, los municipios suelen pagar parte - hasta un máximo de dos tercera parte - de los costos del colegio para manejo (jidosha kyoshujo). Los postulantes no pueden tener un grado de discapacidad 3 o mayor, o aunque tuviere el 4 que no esté impedido en conducir normalmente un vehículo. Este subsidio está supeditado al nivel de ingresos del discapacitado. Paralelamente, a los conductores discapacitados se les ofrece un subsidio complementario para cubrir parte de los gastos de acondicionamiento del vehículo que permitan adaptarlo a su uso. En el caso de Tokyo, dependiendo del grado de incapacidad y de los ingresos, contempla una paga máxima de hasta 133.900 yenes por cada vehículo.

i) Reducción o eximición en los pagos de los servicios públicos: Los discapacitados de cierta gravedad y el familiar acompañante pueden estacionar su vehículo, en forma libre y gratuita, en plazas y playas. También pueden obtener reducciones o exenciones totales en los pagos por emisión de señales de la NHK, en las facturaciones de agua corriente y desague, en la tarifa de correo, etc.

j) Otros servicios sociales: Además de los beneficios dados por las prefecturas y municipios, también hay una serie de ayudas de las distintas asociaciones para la provisión gratuita de perros para ciegos, la prestación de sillas de rueda, el despacho de dactilológos (traductores que hablan con señales), etc. Desde luego, existen centros culturales en donde se organizan diversos cursos y actividades para el ocio y la recreación de los discapacitados, como así también, centros deportivos para que puedan practicar deportes adaptados.

k) Sistema de préstamos prefenciales: Para los discapacitados y sus familias existen una gama de préstamos para facilitar el reacondicionamiento de la casa, del vehículo, para promover la capacitación académica y técnica, para la compra de equipamientos especiales, etc. La tasa de interés depende del grado de incapacidad y de los recursos de la familia, pero generalmente, es del 3 % anual. El monto de los préstamos depende de cada plan o destino, aunque el tiempo para cancelarlo está establecido en base al valor y a la capacidad económica.


Servicio de Administración de Bienes para Personas de Edad Avanzada y con Demencia Senil:

Cada tanto salen en los medios de prensa noticias sobre estafas o engaños a personas de edad avanzada o con demencia senil (problemas en sus facultades mentales) provocados por algún miembro de la familia o de quien está a cargo del cuidado.

A veces retiran sin autorización los depósitos bancarios, venden las acciones, los bonos o las propiedades, confeccionan poderes para deshacerse de bienes o administrar negocios, etc. Para evitar este tipo de hechos delictivos, los municipios contemplan servicios de ayuda en la administración y resguardo de bienes (zaisan hozen-kanri service), haciéndose cargo del custodio de la libreta bancaria, de los bonos y acciones, del sello personal (inkan) y demás documentos que acreditan la propiedad de bienes. El municipio lo guarda en la caja fuerte de un banco local. También puede verificar los retiros o pagos realizados cada mes para ver si ha habido alguna anormalidad en los fondos. Este pues su costo varía de 5.000 a 10.000 yenes al año, y permite ofrecer seguridad y tranquilidad para los discapacitados como a los de edad avanzada.

 
 
VISITAR OTRAS CATEGORIAS
INDICE DE TEMAS DE SEGURIDAD SOCIAL
INICIO DE LA SECCION SEGURIDAD SOCIAL
INDICE DE TEMAS DE ARTICULOS DE INTERES GENERAL Y CONFERENCIAS
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA