MIGRACION
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Migraciones, Convivencia Social, Comunidad Nikkei

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
En Facebook
 
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto

13º edición, con 24,000 ejemplares (2015.05) Muchas Gracias por su preferencia!

LINK
NOTICIAS NIPPON
 
 
100 años de la inmigración japonesa al Brasil - Iº Parte
- Hasta 1868 las idas y venidas de extranjeros y japoneses son limitadas, pero no es que haya sido un aislamiento total.
- El ingreso a la era Meiji, de modernización y cambio estructural de la producción, provoca y agiliza la migración hacia el exterior.
- Las primeras corrientes de colonos han sufrido enormes penurias y casi nunca se cumplieron los contratos o acuerdos firmados entre las partes.
- Las colonias japoneses fueron el sustento del progreso y su esfuerzo o empeño superó indiscutiblemente los índices de productividad laboral existente en esos momentos a tal punto que el recelo y la envidia de los habitantes locales provocan los movimientos anti-japonés.
- Hasta la IIºGuerra Mundial en toda América Latina se instalaron unos 230.000 japoneses.

El año 2008 ha sido el Centenario de la Inmigración Japonesa a Brasil, una de las mayores comunidades japonesas radicadas en el exterior. En muchas ciudades y prefecturas de Japón se han realizados cientos de eventos conmemorativos para recordar esta parte de la historia que muchos japoneses, principalmente las generaciones de la posguerra, no conocen. Más allá de los actos oficiales y del ámbito privado local es importante recordar un poco en qué contexto histórico se dió esta corriente migratoria.

Ya desde los siglos VII al IX ha habido un intercambio fluído de intelectuales, monjes, artesanos con China y Korea y en los siglos X al XIII, a pesar de las luchas intestinas y el reducido contacto con el exterior Japón recibe dos invasiones mongol de gran envergadura, en 1274 y 1281, durante el gobierno de los Hojo, con sede en Kamakura. Si bien los mongoles fueron derrotados es un contacto muy fuerte con el exterior. Y durante el siglo 14 al 17 (Período Muromachi, Azuchi Momoyama, Edo) se produce un comercio bastante importante, con un alto dosis de contrabando, con los países asiáticos a través de piratas y señores feudales con ansias de expansión e intercambio.

En 1549 llega el jesuita Francisco Javier y en 1582 ODA Nobunaga, el que casi logra la unidad nacional de Japón, envía una misión al Vaticano para ampliar los contactos con el exterior. Sin embargo, en 1614 con TOKUGAYA Ieyasu se prohibe la religión católica y se restringe el comercio. En 1939 expulsa a los portugueses y mestizos. Se produce un cierre casi total de las fronteras, excepto el Puerto de NAGASAKI autorizado solo a los holandeses.

Si bien hubo pequeños asentamientos de japoneses en Filipinas y otros puntos del Asia como consecuencia de ese comercio limitado o por la fuga de algunos que no estaban de acuerdo con el régimen Tokugawa, hasta Meiji no se produce una emigración masiva al exterior ni una inmigración programada desde afuera.

En 1953 llega la flota militar del Comodoro Perry (EE.UU) exigiendo la apertura comercial y abastecimiento de los buques balleneros. En 1860 se envía una misión a los EE.UU y comienza el envío de becarios.

En 1867 finaliza el Shogunato de TOKUGAWA y comienza la restauración MEIJI con un gobierno moderno y abierto, aunque necesitado de ubicar a los campesinos y comerciantes que hasta ese entonces estaban protegidos por los feudos. Es a partir de 1868 que comienza formalmente la inmigración japonesa al exterior, iniciándose con el Reino de Hawai. El primer grupo de 153 personas tenía un contrato de 3 años, con una paga de 5 dólares al mes, algo que nunca se cumplió. En 1885 se firma un Tratado Migratorio y otros 953 japoneses llegan a estas islas. Hasta 1894 se producen 26 viajes llevando unos 27.000 japoneses. En 1898 es anexado a los EE.UU y se prohibe la entrada de trabajadores extranjeros por contrato.

Mientras en Brasil, en 1888, se había prohibido el comercio de esclavos y a pesar de que requerían más mano de obra en 1890 restringe la migración extranjera. En 1892 se flexibiliza el ingreso y asentamiento de los asiáticos, en reemplazo de la mano de obra esclava. En 1895 se firma el Tratado de Comercio y Navegación entre Brasil y Japón, pero no logran concretar el envío de inmigrantes japoneses. En 1902 por las duras condiciones de trabajo de los extranjeros Italia prohibe la migración hacia Brasil. Siguen las gestiones del Cónsul Sugimura y MIZUNO Ryu, el padre de los inmigrantes japoneses, logrando un importante acuerdo con el gobierno del Estado de Sao Paulo. Y es así que en 1908 llega el primer grupo de 58 familias compuesto por 781 personas al Puerto de Santos (18 de Junio = Día de la Inmigración en Japón). De este grupo muchos se dan a la fuga y un grupo oriundo de Okinawa se dirige a la Argentina, por lo que el 2008 ha sido también el Centenario de los Japoneses de origen Okinawense en este país.

http://www.okiren.org.ar/eventos/desfile1.html

En 1910 arriva el segundo grupo de 247 familias, 909 personas. Y hasta 1914 llegan 3.733 familias, unos 15.000 colonos. En 1925 se reanudan los subsidios por viáticos del gobierno japonés para los inmigrantes, pero no solamente en los Estados Unidos, sino también en Brasil se producen movimientos antijaponés. El diputado Olivera Botello defiente la honestidad y laboriosidad de los japoneses. En 1929 se contabilizan 103.166 japoneses en Brasil, pero una ley de restricción de inmigrantes de 1934 hace que se admitan al año solo 2.849 japoneses.

Hasta la IIº guerra mundial llegan un poco más 180.000 japoneses, aunque ya en 1933 se contabilizaban unas 500 colonias (shokuminchi) en el Estado de Sao Paulo. Estas colonias, algunas bastante alejadas de los centros urbanos, tenían poca integración con los locales (al igual los alemanes), pero dentro de ellas construyeron escuelas, centros culturales que luego prosperan en importantes poblados y se integran a las ciudades que se van formando.

En 1939 se produce la ruptura de las relaciones diplomáticas y el gobierno brasileño ordena el embargo parcial de las propiedades de los japoneses.

Hasta esta etapa de la historia los colonos japoneses se dedican al trabajo en los cafetales, en el cultivo del pimiento, de frutas y hortalizas, a la cria de pollo, de cerdo, etc. Generalmente se instalan en tierras poco fértiles, pero introducen el método de cultivo rotativo, el uso de abono y expansión en los bosques. Se dice que el pimiento fue introducido por los japoneses desde la India y Singapur (1933,1935). El desarrollo de cooperativas permite aumentar el cultivo y su comercialización. Hay colonias que reciben el apoyo del gobierno japonés y eso permite construir e introducir mejoras en las infraestructuras, distinguiéndose por tener una alta competitividad, concentración y un sistema bastante cerrado. "Lo que una familia brasileña tarda 5 años los japoneses lo logran solo en 1 año", dicen los pobladores locales y eso es un poco la manifestación de sentimientos de envidia y celo, que luego terminan en acusasiones de competencia desleal y posterior expulsión.

Algunos fuentes dan cuenta que hacia 1940 habitaban en Brasil unos 193.156 japoneses (103.514 hombres, 89.642 mujeres), donde por Prefecturas estaban en primer lugar lo de Kumamoto con 21.482, de Fukuoka 17.698, de Okinawa 16.287, de Hiroshima 12.983, de Hokkaido 11.791, de Fukushima 10.738, de Kagoshima 6.112, de Okayama 5.777, de Yamaguchi 5.709, etc. El 93.9% se instala en el Estado de Sao Paulo, el 2.1% en Paraná, el 1.8% en Matto Grosso, el 0.9% en Minais Gerais, el 0.4% en el Distrito Federal (Río), el 0.3% en Pará, etc.

Hay que tener en cuenta que desde 1819 hasta 1947 llegan a Brasil casi 5 millones de inmigrantes extranjeros, de los cuales 1.513.151 son italianos, 1.462.117 portugueses, 598.802 españoles, 253.846 alemanes, 188.622 japoneses, 123.724 rusos, 94.453 austríacos, 79.509 sirio-libaneses, 50.010 polacos, 39.350 rumanos, etc. Los japoneses ocupan apenas el 4% del total.

Dentro de este contexto, hacia 1940 los japoneses que residían en el exterior contabilizaron en Asia 324.523 (190.280 hombres y 184.243 mujeres), de los cuales el 70% ha sido en China, sin incluir Manchuria, ni la península coreana ni Taiwán, considerados en esos tiempos parte del Imperio Nipón. En EE.UU vivían 94.731 (54.775 hombres, 39.956 mujeres), en Hawai 92.097 (48.291 - 43.806), en Canadá 20.043 (11.356 - 8687), en México 4942 (2941 - 2001), en Perú 20.056 (11.817 - 8.239), en Brasil 193.156 (103.514 - 89.642), en Argentina 5838 (3977 - 1861), en Paraguay 673 (355 - 318), en Bolivia 526 (343 - 183), etc. En toda América Latina eran un poco más de 230.000 japoneses.

LEER: 100 años de la inmigración japonesa al Brasil - IIº Parte
 
 
VISITAR OTRAS CATEGORIAS
INDICE DE TEMAS DE MIGRACION
INICIO DE LA SECCION MIGRACION
INDICE DE TEMAS DE ARTICULOS DE INTERES GENERAL Y CONFERENCIAS
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA