LABORAL
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Migraciones, Convivencia Social, Comunidad Nikkei

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
En Facebook
 
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto

13º edición, con 24,000 ejemplares (2015.05) Muchas Gracias por su preferencia!

LINK
NOTICIAS NIPPON
 
 
Subcontratación y terciarización del sector manufacturero

El sector manufacturero-fabril de Japón sigue siendo dinámico y es el sector productivo más importante para sus exportaciones. A pesar de que las empresas líderes han y se siguen ubicando según sus necesidades y planes de producción buena parte de sus centros de producción en el exterior, principalmente en China, Vietnam y demás países del Asia, y desde luego también en Europa y los Estados Unidos, sea por la abundante mano de obra barata como por la disponibilidad de materia prima y productos intermedios, y porque además son mercados consumidores de importancia; dentro de Japón dicho sector sigue ocupando el 23% del Producto Bruto Nacional (la más importante, pues le siguen el de servicios con el 19%, comercio mayorista y minorista con el 12.5%, y el inmobiliario con el 12%), absorviendo el 28% del empleo (lo que equivale a casi 12 millones de trabajadores) y representando el 29% de las ventas (unos 400.000 millones de U$S) efectuados por los 2.7 millones de empresas constituídas que hay en este país.

Por lo tanto, su presencia dentro de la economía japonesa no es nada despreciable y aun con las nuevas exigencias de competitividad y productividad industrial siguen y deben seguir buscando la forma de sobrevivir, crecer y perdurar. A este efecto, desde comienzos de los noventa, en parte por la recesión interna y por otra, por las necesidades de cubrir la escasez de mano de obra, muchas firmas establecieron sus fábricas en el exterior, no solamente las fábricas madre de ensamblaje final sino también las productoras de piezas y partes de relativa importancia.

Y los que permanecieron en el país fueron obligados a bajar drásticamente sus costos para evitar el cierre o una reducción generalizada que incida negativamente en su capacidad industrial neurálgica de tecnología de punta donde obtienen los mejores rendimientos económicos.

Dentro de este esfuerzo corporativo las empresas optaron por la subcontratación de mano de obra bajo un esquema de trabajo a destajo por obra o por determinada producción (llamado usualmente "ukeoi").

A pesar de que hasta el mes de marzo de 2004 la prestación indirecta de personal externo en el sector fabril era ilícito, las empresas contratistas ofrecieron personal eventual y poco calificado, incluída la extranjera compuesta por los descendientes de japoneses nikkei oriundos de los países de Latinoamérica, para las fábricas de las principales firmas manufactureras y proveedoras de piezas y partes. Para evitar ser sancionados por violar la Ley de Despacho de Personal Eventual (rodosha haken-ho) decidieron acordar entre las partes un mecanismo de trabajo a destajo con un contrato de servicios denominado "ukeoi keiyaku".

Esta modalidad les permitió obtener abundante mano de obra, tanto extranjera como japonesa, de manera relativamente rápida y por tiempo determinado, según las necesidades de las empresas clientes. Teóricamente, las contratistas, que son los empleadores de estos trabajadores, debían hacerse cargo de las cargas sociales (seguros de salud, jubilación, desempleo y siniestro laboral) y demás asignaciones extras como viáticos, premios, etc. Nada de esto se cumplió y tal vez no hubo, desde un comienzo, intención de cumplirlas.

Las empresas obtuvieron importantes reducciones de costos, pues aun pagando comisiones a las contratistas este tipo de mano de obra terciarizada les cuesta un 30 a 40% menos que un personal de planta permanente (sei-shain). Según datos del Ministerio de Trabajo, Salud y Bienestar Social, cerca de 900.000 empleados, incluyendo unos 180.000 latinos nikkei en edad activa, de este sector trabajan de manera precaria, y que el 30% del total de las firmas admiten el uso de contratistas para cubrir la producción, aunque cuando se trata de firmas de importancia con más de 500 empleados el 80% adopta esta modalidad. Paralelamente, por los controles realizados por los inspectores de trabajo, durante el año 2006, se ha podido constatar que el 24% de las firmas ha recibido personal externo como operarios desde agencias de contratación temporal (hakengaisha); logrando reducir un poco la proporción de contratistas y aumentando las de las agencias de personal, por lo que la inestabilidad laboral, la precariedad, la falta de coberturas en los trabajadores, aunque se haya logrado mejorar la transparencia, sigue sin resolver.

MUSASHI Nº 53 -Setiembre/Diciembre de 2006
(c) J.Alberto Matsumoto-IDEA NETWORK

 
 
VISITAR OTRAS CATEGORIAS
INDICE DE TEMAS DE LABORAL
INICIO DE LA SECCION LABORAL
INDICE DE TEMAS DE ARTICULOS DE INTERES GENERAL Y CONFERENCIAS
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA