IMPUESTOS
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Migraciones, Convivencia Social, Comunidad Nikkei

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
En Facebook
 
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto

8º edición, con 15.500 ejemplares.

LINK
 
 
Deducción por gastos médicos y reintegro por gastos médicos
La deducción por gastos médicos es la deducción que un contribuyente puede gozar cuando hace la declaración de la renta para el pago del impuesto a la renta (shotokuzei no kakutei shinkoku). Si los gastos médicos del titular y de los miembros de la familia superan los 100.000 yenes pueden deducirlo del ingreso para aminorar la carga tributaria. Sin embargo, como pasa en muchos casos, los costos médicos que superan los 63.600 yenes por mes son objeto de reintegro por parte de la caja de seguridad social (shakai hoken) o del seguro nacional de salud (kokumin kenko hoken), dependiendo del seguro al que esté suscripto. Por ejemplo, si el asegurado sufre una lesión o enfermedad y el tratamiento costó 300.000 yenes en un mes (significa que el importe total ha sido de 1 millón de yenes, pues con el seguro el asegurado paga solamente el 30 % del total), a los dos o tres meses, el municipio envía una tarjeta señalando el reintegro por altos costos médicos (kogaku iryohi). Existe una fórmula de cálculo que en este caso es la siguiente:

63.600 + (valor total - 318.000) x 1 % = 70.420 yenes.
A los 300.000 se le resta los 70.420 = 229.580 yenes.
Casi un 70 % ha sido objeto de reintegro.

Si el asegurado posee un ingreso neto libre de deducciones de más de 6,7 millones de yenes se aplica otra fórmula en donde el reintegro es menor.

Si el tratamiento de una enfermedad compleja tuvo un costo de 1,5 millón de yenes (significa que el costo total ha sido de 5 millones) podrá obtener un reintegro de 1.389.580 yenes. Para gozar de este reintegro es necesario que se haya pagado al hospital la totalidad de las facturas. En caso de que el asegurado no disponga de recursos para pagar los altos costos médicos puede solicitar un préstamo especial para esta finalidad (kogaku iryohi kashitsuke seido) que se tramita ante el Consejo de Bienestar Social del municipio (shakai fukushi kyogikai).

De todos modos, para cada trámite lleva su tiempo y para el reintegro suele demorar por lo menos 3 meses.

Este reintegro está estrechamente relacionado con la deducción por gastos médicos (iryohi kojo). Si el asegurado tuvo su reintegro antes del 31 de diciembre, solamente podrá declarar lo que haya superado los 100.000 yenes, cosa que no es fácil porque el reintegro cubre gran parte de los altos costos.

En la deducción por gastos médicos se consideran gastos admitibles los pagos realizados por la compra de medicamentos recetados o no (los antigripales que se compran en la farmacia también), los masajes de digitopucuntura y demás técnicas recetadas por el médico, los gastos de parto y maternidad (esto no cubre el seguro pues no es considerado enfermedad), los gastos de transporte al hospital para el tratamiento, la diferencia de los gastos de comida, los instrumentos necesarios para el tratamiento (silla de rueda, audífonos, dientes postizos, etc.), etc. Los tratamientos de belleza, los chequeos médicos de rutina, los masajes ordinarios para aliviar el cansancio, los complejos vitamínicos, etc. no son reconocidos como gastos médicos.

Para solicitar la deducción hay que adjuntar ordenadamente todos los recibos, llenar un formulario detallando los gastos realizados y declarar el reintegro del seguro de salud.

La deducción es solamente por lo que supera los 100.000 yenes menos el reintegro cobrado. Por ejemplo, si los costos médicos diversos (ej. parto y maternidad) fueron de 400.000 yenes, a este valor hay que restar los 100.000 yenes más el reintegro obtenido. Si no hubo reintegro como suele pasar con los gastos de parto es de entender que el contribuyente puede obtener una deducción de casi 300.000 yenes. Este valor se inscribe en el formulario de la declaración de renta para reducir la carga tributaria a los ingresos, pero no es una devolución ni un reintegro.

La deducción, como muchas otras deducciones se aplica sobre los ingresos para aliviar el valor imponible que va a ser gravado con el impuesto a la renta.

Esto significa que según el caso, una persona puede gozar del reintegro por alto costo médico y de una deducción por gastos médicos a la vez, aunque lo usual es que cuando se dan los reintegros es muy difícil que los gastos médicos de una familia normal superen los 100.000 yenes al año

 
 
VISITAR OTRAS CATEGORIAS
INDICE DE TEMAS DE LEGISLACION TRIBUTARIA
INICIO DE LA SECCION LEGISLACION TRIBUTARIA
INDICE DE TEMAS DE ARTICULOS DE INTERES GENERAL Y CONFERENCIAS
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA