EDUCACION
Legislación Laboral: Desempleo, Protección contra accidentes de trabajo.
Seguros de Salud y Jubilación
Seguros Privados: Contra accidentes, de Vida
Impuestos a la Renta y demás: Lo que debe de saber
Economía Familiar: Ingresos, Ahorros e Inversiones. Para Compar una casa, Deudas.
Emprendimiento: Negocios por Explotar, Negocios Etnicos
Leyes de Trásito: Accidentes , Compra de un Vehículo, Palabras Utiles
Legislación Penal
Maternidad: Palabras Utiles, Trámites cuando nace un niño, Subsidios.
Matrimonio y Divorcio: Proceso para su registro.
Educación: El sistema escolar japonés. Los niños extranjeros

Migración: Migraciones, Convivencia Social, Comunidad Nikkei

JAPON, ASIA Y LATINOAMERICA
JAPON: Gobierno, Población y Geografía, Política Interior y Exterior. Economía y Finanzas, Mediana y Pequeña Empresa.
LATINOAMERICA: Comercio Exterior, Política e información de Interés General
ASIA: China
PROFILE
Ref. del Consultor Lic. Alberto Matsumoto
Idea Network: Servicios, Equipo de Trabajo
Artículos de Interés Especial y Conferencias del Lic. Alberto Matsumoto.
En Facebook
 
LIBROS
54 Capítulos para saber sobre Argentina (En Japonés) por Alberto Matsumoto
Residencia Permanente y Maturalización: por Alberto Matsumoto

13º edición, con 24,000 ejemplares (2015.05) Muchas Gracias por su preferencia!

LINK
 
 
Universidades sobran

Aumentan las universidades privadas que no logran cubrir sus vacantes y pueden quebrar.
Para muchos estudiantes graduados de la secundaria se está facilitando su ingreso.
Hay que saber elegir, sino es muy posible que sea una inversión perdida.

En Japón existen más de 700 universidades (2.8 millones matriculados), 87 nacionales (63 mil alumnos con 61 mil profesores), 86 públicas (prefecturales y municipales que poseen 124 mil alumnos y 11 mil profesores) y 553 privadas (2.1 millón de alumnos y 89 mil docentes). Salvo excepciones como Waseda, Keio, Hitotsubashi, Aoyama, y otras de gran prestigio académico, la mayoría de las privadas son pequeñas, con un plantel de profesores insuficiente en cantidad y a veces en calidad y demasiados alumnos en cada curso; mientras que las nacionales, a pesar de las reducciones presupuestarias, siguen concentrándose los aspirantes y hay mayor dedicación de los profesores hacia los alumnos (en los posgrados es patético la diferencia).
Según un estudio realizado por la Mutual de las Universidades Privadas se ha podido detectar que un 40.2% de las universidades, o sea en 222 establecimientos, no logran cubrir sus vacantes y por ende se está produciendo un déficit económico por falta de alumnos. Los que aspiran a estudiar en alguna universidad suelen intentar por lo menos una vez ingresar a alguna universidad nacional o pública de prestigio y cuando no lo logran buscan alguna privada, aunque dentro de éstas últimas existe demasiada diferencia en nivel académico, equipamiento, nivel de los profesores y capacidad de ubicación de los graduados en el mercado laboral o en los posgrados, comparados con las otras universidades de mayor prestigio.
Además de pensar muy bien la especialidad que se desea estudiar es de suma importancia saber elegir la universidad, pues, si bien ninguna garantiza el éxito profesional, un error fatal en la elección puede implicar una inversión de bajo retorno y pocas posibilidades de progreso. Tanto en las grandes ciudades como en el interior del país hay muchísimas universidades que ofrecen carreras diversas, algunos con nombres muy extraños que distan mucho en facilitar la inserción laboral posterior.
La disminución poblacional está permitiendo que muchas universidades privadas faciliten su ingreso aun con puntajes bastante bajos, y eso si bien puede ser un alivio para esos alumnos y una "alegría" para los padres puede significar el inicio de una frustración en cadena y una erogación inútil.
Japón ha permitido hasta ahora un sistema educativo exigente hasta el ingreso a la universidad, pero en líneas generales los que llegan a esta instancia, un promedio del 43% (50% de los varones y 35% de las mujeres), casi en un 100% finalizan el cursado y obtienen el título de grado. Algo difícil que creer para los países occidentales donde desde la primaria existe la repetición y los criterios de evaluación y selectividad son exigentes tanto en el ingreso, durante el cursado como en el egreso.
Ante esta realidad los estudiantes de la secundaria no sienten suficiente incentivo para seguir los estudios superiores porque consideran que a pesar de tener que estudiar para el ingreso lo que adquieren durante el cursado no necesariamente se refleja en una mejora en los ingresos salariales como graduado universitario o en los posibles ascensos, excepto los que logran ingresar a las universidades y carreras de elite y logran ubicarse en la burocracia como funcionarios de carrera, en las empresas líderes para ser ejecutivos o en las universidades de prestigio para ser catedráticos e investigadores.
Antes de decidir por una universidad es importante saber qué se quiere estudiar, cuáles son las perspectivas del mercado laboral, las posibilidades de desarrollo y capacitación posterior y desde luego la capacidad económica para solventar una carrera. No hay que olvidar que en una universidad nacional y pública por una carrera de 4 años suele costar unos 520.000 yenes por año más unos 750.000 por la matriculación inicial (en total casi 3 millones); y para una privada es prácticamente el doble, sin incluir los costos cotidianos y anexos para llevar una vida académica relativamente confortable.
MUSASHI Nº 52, Mayo-Agosto de 2006.
© J.Alberto Matsumoto-IDEA NETWORK

MUSASHI Nº 52, Mayo-Agosto de 2006.
© J.Alberto Matsumoto-IDEA NETWORK

 
 
VISITAR OTRAS CATEGORIAS
INDICE DE TEMAS DE EDUCACION
INICIO DE LA SECCION EDUCACION
INDICE DE TEMAS DE ARTICULOS DE INTERES GENERAL Y CONFERENCIAS
IR A PORTADA
   
Web construída por PROMEDIA